domingo, 7 de abril de 2013

Negación, de nada.

[by google]
* * *

- Pregunta: “¿Qué es lo que es y no es?”.
- Respuesta: “Nada”.
Lo que significa tanto “nada”, es decir que ninguna cosa es y no es al mismo tiempo, o también “la nada”, ya que la nada es ‘nombre’ pero no es ‘cosa’ en realidad, según Alcuino. ‘ Disputatio’ con Pipino (siglo IX).

Pero por el contrario, según Fridegiso, todo nombre definido con sentido determinado (piedra, madera, etc.), como sujeto de un enunciado significa algo. Si ‘nada’ es un nombre definido, significa algo determinado, algo que es, una cosa existente. Es imposible que un nombre finito no sea algo.
La “nada” es algo realmente existente y no sólo la ausencia de algo [S. Agustín]. Su raíz etimológica, res nata, significa cosa nacida. La nada es, pues, significativa, pues sobre ella reposa o se asienta el ser [Heidegger].
"¿Por qué hay algo y no más bien nada?".
Fridegiso de Tours planteaba que si la nada no es “nada”, la nada no sería lo que es, lo que es una contradicción. Si no, la nada existe y es algo. La negación, por antífrasis, obliga a que sea algo, porque si la nada es nada, equivale a que la nada sea algo.
No se puede negar la existencia de la nada.
Por ello, la nada es innegable.

Y es a partir de la nada que se creó la tierra (el lugar), y el aire, el agua y el fuego (los principios). Así nos dice el ‘Séfer Yetzirá’ (siglo II):
“A través de treinta y dos vías misteriosas de sabiduría
YHVH ha creado su universo
de tres maneras:
con la escritura, con la cifra y con el relato [su forma de combinación para explicar las cosas]”.
 * * *

[by google]

No hay comentarios:

Publicar un comentario